El vóley me formó en valores, disciplina y seguridad

0
688

Rosa Galarreta Morales, Oficial de Seguridad Aeroportuaria en Lima

seguridad aeroportuaria

Mi nombre es Rosa Esther Galarreta Morales, tengo 39 años y soy de Carmen de la Legua, Callao. Mi amor por el vóley nace desde niña, cuando me levantaba temprano para ver a nuestra gran selección subcampeona olímpica de vóley del 88. Me siento orgullosa de que este deporte me haya formado sólidamente en valores, disciplina y seguridad. Siempre lo practico con mucho esfuerzo y sacrificio, trabajando y estudiando paralelamente y brindando clases para compartir lo aprendido a lo largo de los años.

Una de las cosas más maravillosas que me brinda este deporte es la seguridad en mí misma, porque para sacar bien, elevarte y realizar un mate, así como para defender, debe una estar segura de sí misma y de sus habilidades. Ello tal vez fue una de las razones por las que también decidí incursionar en el mundo de la seguridad privada.

equipo voley seguridad aeroportuaria

Una mujer en la seguridad privada

Cuando me preguntan qué hace una mujer trabajando en seguridad privada siempre respondo que esa es una pregunta del siglo pasado porque ahora, más que nunca, las mujeres estamos preparadas para ejercer cualquier labor en el mundo. Decidí incursionar en este rubro porque quise colaborar a luchar contra la inseguridad que existía en mi distrito, por ello me animé a ser parte del proyecto de Serenazgo Carmelinos de mi comunidad. Más adelante aposté por las empresas de seguridad y ya hace dos años me desempeño como oficial de seguridad aeroportuaria de Securitas en Avianca.

Mi principal motivación para todo lo que hago son mis tres hijos: John de 14 años, Johan de 13 y Joicy de 4. No es fácil trabajar y ser mamá de tres, pero si hay algo que les he inculcado de pequeños tal y como lo hicieron conmigo es el amor por el deporte, el cual nos ha mantenido siempre muy unidos.

hijos de rosa galarreta

He tenido oportunidad de enseñar educación física en los colegios como técnico deportivo, ello me motivó a abrir mi propia academia “Semilleros Carmelinos”, donde enseño a las niñas de mi distrito. Lo que busco es que ellas le dediquen más tiempo al deporte, enfocándose en actividades que generen valor y disciplina para que sean la base de su crecimiento.

Conforme pasa el tiempo veo cómo las niñas a las que desde pequeñas he enseñado han cultivado ese ímpetu por querer superarse en el deporte y han logrado, incluso, hacerse parte de diferentes ligas en el Callao. Esto me hace sentir feliz y orgullosa por ser su formadora y haber inculcado en ellas el amor a este gran deporte.

academia voley

Si tuviera que dejarles un mensaje a mis compañeros les diría que nunca dejen de luchar por sus objetivos. El camino podrá ser difícil, pero no imposible porque con esfuerzo y dedicación todo se puede alcanzar. Securitas nos da el empuje, depende solo de nosotros seguir para adelante.

equipo con man bok park

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here