Securitas Recomienda: Cómo relacionarnos en el trabajo


El trabajo es la actividad que llevamos a cabo de manera tanto individual como colectiva para satisfacer nuestras necesidades básicas y vivir con dignidad, es decir, otorgándonos la posibilidad de realizarnos como seres humanos en el sentido integral de la palabra física, material, profesional, intelectual, social y espiritualmente.

 La vida laboral ocupa una parte muy importante de nuestro tiempo diario, y en esa medida exige relacionarnos de manera permanente con determinadas personas, especialmente aquellas con las que llevamos a cabo las tareas que nos la empresa a la que pertenecemos.

 Lo mismo que en la familia o en el colegio, en el trabajo es preciso dar grandes muestras de respeto, tolerancia y sentido de la colaboración y la armonía en el manejo de nuestras relaciones interpersonales, ya que de ello depende que logremos superar las complejas dificultades de todo tipo que suelen presentarse en el desarrollo de la construcción de obras, la celebración de negocios, la prestación de servicios o cualesquiera otra que sea la actividad empresarial en que estemos involucrados.

 Si queremos ser exitosos y felices en nuestro trabajo debemos recordar que no estamos solos, que la pequeña, media o gran empresa para la que trabajamos es el resultado del esfuerzo de un cierto número de personas, todas igualmente valiosas, las cuales por sus vínculos tanto laborales como afectivos crecen y construyen progreso juntas, no solo para ellas mismas, sus familias y su empresa, sino para la sociedad en general.

 Deberes y derechos del trabajador

  • Conocer y tener presente el manual de funciones del cargo que desempeña.
  • Respetar los horarios establecidos para el desarrollo de sus labores.
  • Presentarse a trabajar en las debidas condiciones de aseo y presentación personal.
  • Mantener un trato cordial con los demás empleados de la empresa.
  • Colaborar y velar por el cumplimiento de las obligaciones contraídas por el empleador en el contrato de trabajo correspondiente.
  • Suministrar información clara, veraz y completa sobre su estado de salud.
  • Ser leal a la empresa para la que trabaja.

 Deberes y derechos del empleador

  • Cumplir con las disposiciones establecidas por la legislación laboral en la redacción de los contratos y la fijación de los sueldos, comisiones, honorarios y otros rubros a que los trabajadores tengan derecho.
  • Afiliar a los trabajadores a los planes de salud y de seguridad social establecidos por el Estado.
  • Mantener en buen estado las instalaciones, los equipos, máquinas, herramientas, materiales y el ambiente de trabajo en general con el fin de evitar accidentes que pongan en riesgo la salud o la integridad física de los trabajadores.

 Tips para favorecer la convivencia en el trabajo

  • Mostrar respeto por nosotros mismos y los demás.
  • Reconocer por igual la importancia y la dignidad de todas las personas que trabajan en la empresa o la visitan: gerentes, asistentes, operarios, vigilantes, investigadores, vendedores, conductores, aseadores, clientes y visitantes en general.
  • Respetar las diferencias de sexo, raza, cultura, religión y demás particularidades propias de los trabajadores de la compañía.
  • Reconocer las jerarquías y hacer uso de los conductos regulares para resolver los problemas o conflictos que se presenten en el desarrollo del trabajo.
  • Procurar dar siempre buen ejemplo.
  • Estar siempre dispuesto a aprender, tanto si las cosas salen bien como si salen mal.
  • Recordar que nadie es perfecto y así como todos somos susceptibles de equivocarnos, también podemos rectificar y tratar de reparar los errores que cometemos.
  • Evitar, por medio del autocontrol, que los problemas y desacuerdos se conviertan en conflictos.
  • Reconocer y valorar los aciertos de los demás.
  • Formar equipo con los compañeros y compañeras con la ejecución de las tareas que así lo requieran, aportando cada uno lo que esté a su alcance de acuerdo a su experiencia y habilidades.
  • Realizar el trabajo con amor, optimismo y compañerismo.

 Lo que perjudica la convivencia en el trabajo

  • Hacer esperar durante horas a quienes visitan la empresa para una entrevista de trabajo.
  • No tomarse la molestia de comunicarle telefónicamente o por cualquier otro medio la respuesta negativa a un aspirante que no fue escogido. Dejarlo esperando de manera desconsiderada una respuesta que nunca llegará.
  • Creer que intimidar, manejar o manipular a las personas equivale a dirigirlas.
  • Excederse en familiaridad y recurrir a la adulación para congraciarse con los superiores jerárquicos.
  • Negarse a prestar atención o ayuda a los compañeros que la solicitan, aduciendo que ello no corresponde a las funciones de nuestro cargo.
  • Ignorar por completo a los clientes que esperan ser atendidos.
  • Hablar interminablemente por teléfono con los familiares o los amigos durante las horas de trabajo.
  • Mantener el lugar de trabajo en malas condiciones de orden y aseo. Dejar los implementos de trabajo en cualquier lugar, apilar material en zonas de paso, guardar alimentos de carácter perecedero en los cajones del escritorio.
  • Ignorar por completo las condiciones de trabajo que se deben proporcionar a las personas que realizan trabajos pesados y no controlar los excesos peligrosos en emisiones de ruidos, gases, vibraciones, calor, frío, radiaciones, contaminantes químicos, humos metálicos, vapores y polvos, entre otros.

 Fuente: Recomendaciones.org

 

Anterior Programa del Guardia Feliz da sus primeros pasos en Cusco y Tumbes
Siguiente Securitas Recomienda: Alerta: Nuevas modalidades de fraude

No hay comentarios

Envíanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *